Volumi internazionali

Caminos del agua (Monte Avila Editores, Caracas, Venezuela, 2008)

Autore: Erika Reginato
Editore: Monte Ávila Editores Latinoamericana, Caracas, Venezuela
Collana:
Data uscita: 2008
Pagine: 261
Lingua: spagnolo
ISBN: 980011607-9
Listino: €
 

 

 

 

 

 
Domingos de septiembre
El peso de los caballos en la feria del viento como una víctima de la luna
sobre al mercado junto a los hechos
adultos, dado lo estípite del viejo horno que se ha tragado las noches de 
sus contemporáneas infancias. La lámpara eléctrica
del qui osco vuelve a entrar en el crepúscolo sobre su extendido miedo
igual que en aquel tiempo, la encuentran culpable de la enfermedad profesional del vaticinio.

Cuenta de calor y frío desde la ciudad
Ser tierra es nuestro resultado
del correr zigzagueante y tardíamente
por una idea perpendicular del cuerpo. La tierra es fruto de una decisión
colectiva, es
auténtica fundación, labranza.
El pliegue de la especie resplandece, escarda: funda
una mirada horizontal y clara: un espejo (casi
de agua) del cual brotan como flautas – energía vertical
con la zapa
en la tierra empapada y cargada por el temporal. Donde termina
el pensamiento no queda más que verificar
la existencia
la suavidad de la manada
la huella
del pitecántropo. Empedrado
de la familia erecta
(en sacramento).

2005, traducción de Erika Reginato

link correlati

La realidad en la palabra (Editorial Brujas, Cordoba, Argentina, 2005)

Autore: Esteban Nicotra
Editore: Editorial Brujas, Argentina
Collana:
Data uscita: 2005
Pagine: 204
Lingua: spagnolo
ISBN: 987-591-014-7
Listino: €
 

 

 

 

 

Introducción a la felicidad

Abandona ahora mis palabras,
abandóname lentamente
en un rumor humano de martillos
que casi acuna mi sueño. Crees
en la superioridad del cuerpo
y en los gallos roncos de los huertos. Quizás
amarás como yo el sol a pico sobre el campo,
ese bullir de la tierra que parece
un cuerpo que ama y creerás
en la espalda conmovedora de un hombre
que, sin embargo, sobrevive a su destino.
Crees en la prosa ardiente y llana
de los acueductos, en la evidencia
macroscópica del relumbrar del mar
sobre alacenas llenas
de manteles y tazas inglesas, crees
en lo que no he creído, incluso cuando acunaba
tu pequeño cuerpo omnipotente
que tornaba verdadero mi cuerpo
desarmado por el tiempo.
Eres el úniso huésped de sangre
de una criatura sin estirpe. Pregunta entonces
a las coníferas, a la pinza perezosa
y obstinada de tus dedos
aferrando la zapatillita de goma,
pregúntale a la realidad
- a un sextante de arcilla – por lo justo
o lu humano
entre los hilos de la mañana,
nuestra fecha de desaparición:
lo que se olvidará de nosotros
y lo que olvidaremos, estintos y contiguos.
El resto
sucede en la oscuridad
de un mundo nuestro
ya sin posible abandono.


27 de noviembre del 2001 

traducción de Esteban Nicotra

Sottocategorie

Cerca nel sito